La feria de la innovación en el agro

En su doceava versión, Expo Agrofuturo traerá a los productores y empresarios del sector agropecuario nuevas alternativas para migrar hacia sistemas modernos e innovadores. Esta vez desde Bogotá.

El mayor reto de los emprendedores detrás de Expo Agrofuturo ha sido cambiar la mentalidad de un sector tradicional que se ha resistido a la modernización, pero que tiene todo el potencial para crecer y adoptar nuevas tecnologías.

Desde 2006, los organizadores y participantes han llevado a los productores del sector agropecuario la idea de que pueden ser empresarios innovadores. De esta forma, han ayudado a concretar proyectos productivos por más de $600.000 millones y este año esperan desarrollar negocios por US$350 millones más.

El gerente de la feria, Ricardo Jaramillo, explicó que, aunque tradicionalmente ha tenido lugar en Medellín, este año incursionarán en Bogotá para impulsar nuevos mercados. El evento comenzará el próximo 22 de agosto y tendrá una duración de tres días en el principal recinto ferial de Bogotá: Corferias.

Hay varios eventos alrededor del agro en el país, ¿cuál es la particularidad de este?

Expo Agrofuturo es la feria de la innovación, mientras otras se enfocan sólo en tecnología tradicional, como implementos, tractores y maquinaria, nosotros le apostamos a la cadena de valor con avances en tecnología e insumos para el sector.

Esta feria es netamente de negocios del agro, nuestra razón de ser son los insumos y las soluciones asociadas al valor agregado en logística y comercialización. Además, tendremos una agenda académica y de negocios centrada en la transformación de la industria agrícola.

¿Cómo aportan al proceso de modernización del campo?

Integramos en un solo lugar a todos los actores de la cadena para que se den esas oportunidades de negocios. La producción agraria debe seguir en su proceso de modernización y para ello necesitamos conocimiento y transferencia de tecnología.

¿Cuál será la temática de esta versión?

El hilo conductor es innovación en términos de tecnología, de comercialización y de acceso a los mercados; esto aplica para los principales productores del país, pero aún no llega a los más pequeños. Queremos marcar una tendencia e invitar a todos los actores del agro a integrarnos alrededor de la innovación, que ya es un detonante para el desarrollo del sector.

Para esta versión 2018, Brasil será el país invitado con más de 40 empresas participantes.

¿Qué convocatoria esperan tener?

Esperamos la participación de 400 empresas, de las cuales 100 son internacionales y provienen de 30 países, entre ellos Holanda, Nueva Zelanda, Chile, Israel, Reino Unido y Canadá. Esperamos que se desarrollen negocios por US$350 millones y que se presten recursos a través de la banca por $200.000 millones. Esto último es un gran hito para el sector, dentro de la feria tendremos una rueda de créditos donde vamos a estar ofreciendo tasas especiales.

¿Qué encontrarán los asistentes en esta feria?

En primer lugar, conocimiento y tendencias nacionales y globales. Tendremos más de 180 conferencias personalizadas por actividad o vocación de predios. En segundo lugar, les vamos a mostrar a las personas cómo pueden acceder a tecnología, hablo de software, sensores, riego especializado, inteligencia artificial, drones, análisis de imágenes satelitales porque si la gente no entra a esta tendencia no vamos a poder competir a nivel mundial.

También le apuntamos a que los productores tengan acceso directo a los compradores, los vamos a conectar para eliminar intermediarios, eso implica nuevas estrategias de comercialización electrónica.

Finalmente, vamos a tener una zona de emprendimiento y de capital, donde vamos a ofrecer muy buenas tasas en ruedas de créditos y una ronda de inversión para que más de 120 emprendedores, que tienen empresas de todo tipo, puedan recibir capital y entrar a la cadena de valor.

¿Los pequeños productores también pueden acceder a estas tecnologías?

Ese es uno de los paradigmas que tenemos que romper, el del acceso a la tecnología de innovación. Lo único que un productor pequeño requiere es un celular, a través de él puede recibir asesoría, saber qué tipo de plaga tiene, por ejemplo y acceder desde internet a redes que lo acerquen a los compradores.

¿Cómo está la adopción de innovación en el agro colombiano?

Todavía estamos muy lejos, seguimos manejando una brecha muy grande entre productores pequeños y grandes. Precisamente nuestro objetivo es que pequeños, medianos y grandes se puedan integrar para que el conocimiento y la tecnología no se sigan quedando en pocas personas. Queremos ayudar a difundir la idea de que se necesita mucho conocimiento de personas que incluso no son del sector para aplicarlo en el agro. En las ciudades, hay muchos estudiantes de ingeniería, de informática, de mecánica, que pueden aplicar sus conocimientos para desarrollar máquinas para pequeños productores. Hoy ese conocimiento no está llegando al agro. Lo que queremos es mostrar una perspectiva diferente en la que todas las personas las personas tienen cabida.

Check Also

Colombia y Guatemala bajan la tensión y buscan normalizar las relaciones

Colombia y Guatemala bajan la tensión y buscan normalizar las relaciones

Colombia y Guatemala bajan la tensión y buscan normalizar las relaciones Tras el rifirrafe por …